La lucha interior de nuestros pensamientos

By: Alessandra Alfaro

Muchas veces cuando voy a una tienda llena de cosas caras que sé que no podré comprar ni un llavero, tengo dos opciones. No entro o entro con la tentación de imaginarme en mi cabeza el momento oportuno para llevarme lo que más anhelo y sé que jamás podré tener. Claro que son sólo pensamientos pero por un segundo me imagino que soy ratera profesional y lo disfruto. ¡Qué locura!

 También, veo pasar a parejas que para mi parecer son muy disparejas. A veces me imagino que yo encajaría mejor con ese chico que con su propia pareja que acabo de ver. ¡Qué horror de pensamientos! Y así como esos ejemplos que paso muchas veces, hay muchos pensamientos más que sólo nosotras sabemos y sólo quedan en nuestra mente. No sé si les pasa eso, pero al final llega ese remordimiento de “¿Cómo pude pensar eso? ¿Qué cruzó por mi mente al dejar que eso entre en mi cabeza?”. Sólo nosotras conocemos la lucha interior de nuestra mente y pensamientos. Sólo tú y yo sabemos los pensamientos más oscuros que nadie puede imaginar. Tal vez son tan oscuros que ni siquiera consideramos en pedirle ayuda a Dios. Sentimos que sería muy vergonzoso hablar de ellos o presentarlos delante de Dios.

 Un hombre en la biblia llamado David tuvo pensamientos ocultos que lo llevaron a pecar y llegó a ser un gran siervo de Dios. Fue levantado después de su arrepentimiento. Personajes tan importantes en la Biblia como David fueron humanos también. Pero lo importante es entregarle todo a Dios como David lo comparte con Dios en estos Salmos:

¿Quién está consciente de sus propios errores? ¡Perdóname aquellos de los que no estoy consciente! Libra, además, a tu siervo de pecar a sabiendas; no permitas que tales pecados me dominen. Así estaré libre de culpa y de multiplicar mis pecados. Sean, pues, aceptables ante ti mis palabras y mis pensamientos, oh Señor, roca mía y redentor mío. Salmos 19:12-14

Pero princesas quiero que sepan que como humanos tendemos a tener ese lado que no compartimos con nadie a esos pensamientos y cosas que tal vez nos paralizan de ser completamente sinceros delante de Dios. Créanme que es humano, y tal vez todos lo hemos pasado. Pero hoy quiero que sepan que no hay nada oculto para Dios. Él tiene contado cada pelo que tenemos, conoce hasta lo más profundo de nuestro ser. Por eso, no debemos tener miedo de entregarle todo lo que pasa por nuestra mente, todo sentimiento oculto. Busquemos entregarle a Dios todo pensamiento que sabemos que no viene de Él. Les prometo que Él es el único que tiene la capacidad de liberarnos de todo mal.

Comparte este articulo

Author: Alessandra Alfaro

Alessandra Alfaro creció prácticamente toda su vida en Perú. Ella se mudo a los 17 años a los Estados Unidos. Aunque fue difícil acostumbrarse a este nuevo estilo de vida, El Señor siempre estuvo a su lado con Sus brazos abiertos listo para protegerla y mostrarle como ser mejor persona para Su obra. Alessandra desea que el Señor la use como instrumento suyo para esta nueva etapa en Princesas Del Rey para llegar a tocar los corazones de princesas que lo necesiten.

Twitter

Siguenos en Facebook

Ultimos Videos

YouTube responded with an error: Project 47123678539 has been scheduled for deletion and cannot be used for API calls. Visit https://console.developers.google.com/iam-admin/projects?pendingDeletion=true to undelete the project.