No prometamos a Dios lo que no podemos Cumplir

By: Alessandra Alfaro

Este año se fue volando. Recuerdo cuando empecé el año prometiéndole a Dios que iba a buscar de Él día a día y que iba a gradarle solo a Él. Empecé con muchas ganas de cumplir mi promesa. Me sentía súper motivada. Poco a poco, la rutina y el tiempo no me dejó cumplir mi promesa todos los días. Me levantaba algunos días bien y otros no tan bien. Me llenaba de culpa porque sabia que no había cumplido una promesa, más que nada, porque había roto una promesa que yo misma inicié.

Me pongo a pensar en las veces que alguien me prometió algo y me defraudaron. Luego me siento súper mal, como con una mezcla de tristeza y amargura. ¿Se imaginan nuestro Dios? Nosotros prometiendo y prometiendo. Hasta cuando hacemos algo malo tal vez, y nos arrepentimos de corazón y le decimos “nunca más lo haré” y a los días caemos en lo mismo. Que feo es cuando no cumplimos una promesa, pero más feo es cuando rompemos una promesa a Dios.

Creo que Dios no necesita de nuestras promesas. Él sólo quiere tenernos cerca. Nos quiere amar, usar, darnos todo lo mejor. Y si tal vez la culpa de no cumplir una promesa que le hayamos prometido es una razón por la cual nos estamos alejando de su amor, entonces hay que buscar una solución. Somos humanas y siempre nos vamos a equivocar, pero tal vez estamos hablando con Dios de la manera equivocada. Tal vez, no le estamos pidiendo que nos de las fuerzas de no volver hacer lo que no le agrada o que nos de las fuerzas de poder hacer lo que sí le agrada y sólo hacemos promesas tras promesas.

Princesas, hoy les animo a no confiar en nuestro ser tan imperfecto y prometamos cosas a Dios con nuestras fuerzas. Las reto a confiar en Dios plenamente y tener la seguridad de que Él nos dará las fuerzas para hacer su voluntad.

Eclesiastés Palabra de Dios para Todos

Cuídate de hacer promesas

Ten mucho cuidado cuando vayas a adorar a Dios. Es mejor obedecer a Dios que ofrecerle sacrificios como cualquier falto de entendimiento que continuamente hace el mal y no se da ni cuenta.  Ten cuidado cuando le hagas promesas a Dios, mide tus palabras. No dejes que tus sentimientos te hagan hablar sin pensar. Dios está en el cielo y tú en la tierra, así que sé breve, porque como dice el dicho: Los malos sueños llegan con muchas preocupaciones, y los tontos con muchas palabras.

Comparte este articulo

Author: Alessandra Alfaro

Alessandra Alfaro creció prácticamente toda su vida en Perú. Ella se mudo a los 17 años a los Estados Unidos. Aunque fue difícil acostumbrarse a este nuevo estilo de vida, El Señor siempre estuvo a su lado con Sus brazos abiertos listo para protegerla y mostrarle como ser mejor persona para Su obra. Alessandra desea que el Señor la use como instrumento suyo para esta nueva etapa en Princesas Del Rey para llegar a tocar los corazones de princesas que lo necesiten.

Twitter

Siguenos en Facebook

Ultimos Videos

YouTube responded with an error: Project 47123678539 has been scheduled for deletion and cannot be used for API calls. Visit https://console.developers.google.com/iam-admin/projects?pendingDeletion=true to undelete the project.