Terminando de ayunar: Manteniendo los cambios positivos en tu vida – Amy Abrego

By: Amy Abrego

Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
Salmos 37:4

Como mujeres podemos ser un poco vanidosas. Nos preocupamos sobre nuestro vestir, nuestro peso, nuestro cabello y la presentación de nuestra persona. Puede ser que pasemos mucho tiempo comparándonos a otras mujeres, algo que puede causar que nunca estemos satisfechas con nuestra apariencia. Tengo algo que confesar, yo soy una de esas personas. Como muchas mujeres, estar contenta con mi peso siempre ha sido una batalla. Siempre he orado y pedido a Dios que me ayude vencer esta lucha.

 

http://thehoopla.com.au

Photo Credit: http://thehoopla.com.au

 

No hace mucho tiempo, junto a un grupo de jóvenes en mi iglesia que entregue el ayuno de Daniel a Dios. Fue algo que completamos totalmente por medio de las fuerzas que Dios nos rindió. Cuando nos sentíamos débil nos recordábamos sobre las cosas que ganaríamos al seguir adelante con el ayuno:

1. Crecimiento espiritual

2. Aumento en sabiduría

3. Formando hábitos más saludables

4. Perdida de peso

Pues si la palabra de Dios dice:

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. – Mateo 6:33

La razón numero 4 fue una broma para así seguir animándonos, pero también fue la realidad. Pasando los días, todos comenzamos a sentir la diferencia en como nos quedaba la ropa y el cambio en nuestras caras. Bajamos de peso.

Ahora cuando estoy por entregar mi ayuno quiero ir y soltar la rienda a mis antojos, pero me detengo. ¿De que me sirve haber practicado un ayuno si voy a arruinar lo que aprendí al comer comida chatarra? Ahora pongo pausa a estas situaciones y me pregunto, ¿estoy honrando a Dios a través de esta acción?

¿Cómo voy a pagarle a El por su bondad?

Muchas veces confundimos a Dios con un mago y esperamos que las cosas sean concedidas de manera mágica sin sacrifico o esfuerzo. Dios conoce nuestras capacidades, El sabe que es lo que estamos dispuestos a hacer para trabajar hacía nuestra petición. Él trabaja en maneras que sobrepasa nuestro entendimiento. Por medio del ayuno el contesto más que una petición y quizás sólo así pude formar nuevos hábitos. El sabe porque hace las cosas, claro que muchas veces las situaciones en las cuales nos encontramos son difíciles, pero mi consejo para ti es que cuando estés en un situación difícil hagas el esfuerzo de verlo por medio de los ojos de Dios.

Pregúntate, “¿qué es lo que Dios quiere que aprenda? ¿Qué es lo que tengo que cambiar para poder lograr la victoria sobre la situación?”

Finalmente Dios toma malas situaciones y las convierte en bendiciones. La próxima vez que te encuentres en una situación negativa cambia tu pensamiento de, “¿que hice yo para merecer esto?” a “¿cuál es la bendición que me espera?” En vez de preocuparnos en lo negativo, debemos enfocarnos en lo positivo, porque Dios siempre tiene el control.

Nunca perdamos la fe, especialmente cuando la vida intenta derrotarnos. ¡Dios es fiel y Su gozo es nuestra fortaleza! Así que, ¡Delante Princesa que esa es la orden del Señor!

Comparte este articulo

Author: Amy Abrego

Amy Abrego vive en Los Ángeles donde estudia y sirve a su iglesia. Como hija de un pastor conoció el amor de Dios a una temprana edad. Ahora ella comparte este mismo amor en su iglesia como maestra de escuela dominical, miembro del grupo de alabanza y el grupo de jóvenes. Como contribuidora de Princesas del Rey espera poder ser un instrumento para Dios en inspirar y tocar la vida de princesas.

Twitter

Siguenos en Facebook

Ultimos Videos

YouTube responded with an error: Project 47123678539 has been scheduled for deletion and cannot be used for API calls. Visit https://console.developers.google.com/iam-admin/projects?pendingDeletion=true to undelete the project.